El aumento de peso tras la quimioterapia en cáncer de mama

 

La quimioterapia no es un agente directo de aumento de peso, sino indirecto por la inducción a la menopausia, y por la administración de altas dosis de corticoides para evitar el vómito retardado. Este peso adicional puede mantenerse e incrementarse después de la quimioterapia si también se administra una terapia hormonal (tamoxifeno o un inhibidor de la aromatasa).

Muchos de los pacientes con cáncer tratado con hormonas, como la mama, se sorprenden cuando se enteran de que han ganado peso después de sus tratamientos. Las mujeres tratadas con quimioterapia adyuvante o que experimentan aparición de la menopausia son más propensas a experimentar un aumento de peso.

Hay muchos factores que pueden contribuir al aumento de peso con el tratamiento de cualquier tipo de cáncer: El impacto del diagnóstico, la perturbación de tu vida, sobrellevar y superar la cirugía y la radiación, la tensión de las relaciones laborales y familiares, las dificultades financieras y la disminución de la actividad física pueden contribuir al aumento de peso. Durante la quimioterapia, el exceso de líquidos y esteroides, la disminución de la actividad física y las ansias de comer cosas dulces se combinan para producir aumento de peso.

Y la Fatiga, un efecto secundario común de la quimioterapia y la radiación, que puede conducir a una menor actividad física, lo que significa un menor número de calorías quemadas. Muchas personas que tienen náuseas, otro efecto secundario común, encuentran que tener siempre algo en su estómago puede ayudar a evitar esa sensación. Y además, sumamos que los cambios hormonales o por medicamentos pueden hacer que las personas hagan más retención de agua.

aumento de peso tras cancer de mama

¿Cómo se puede evitar este aumento de peso?

Bajar de peso se hace mucho más difícil a medida que envejecemos, pero se puede lograr con cambios cuidadosos en la dieta y ejercicio. Sé amable contigo misma, no te castigues. Pero no olvides que el sobrepeso es un factor de riesgo del cáncer de mama, o que conduce a la obesidad (enfermedad no asociada al cáncer, pero también puede ser que ya la tuviera la paciente) que a su vez también puede contribuir a la hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, diabetes, e incluso otros tipos de cáncer. Pero hay cosas que se pueden hacer para tratar de evitar o reducir al mínimo el aumento de peso durante el tratamiento.

Estos consejos, estas recomendaciones, todo lo tendrás como Asistente en nuestro Programa para Pacientes, gracias a las reuniones grupales con nuestro equipo de Docentes, coordinados desde sus diferentes Áreas de Especialidades:

  • Ser proactivo. Pregúntele a su médico si su tipo de quimioterapia puede causar aumento de peso.
  • Incorporar la actividad física. Mantenerse activo puede combatir la fatiga y también puede ayudar a controlar los efectos secundarios como el estreñimiento y náuseas. Para los sobrevivientes de cáncer se recomienda incorporar al menos 150 minutos de actividad física moderada a la semana.
  • Haga dieta rica en frutas, verduras y cereales. Este tipo de dieta puede ayudar a controlar el peso y también ayudan a reducir el riesgo de recurrencia de algunos tipos de cáncer.
  • Comer proteína magra, lo que puede hacer que te sientas satisfecho por más tiempo. Si siente más hambre de lo normal, asegúrese de incorporar algunas fuentes de proteínas magras como lácteos bajos en grasa (yogur, queso, requesón), carnes magras (pollo, pavo, pescado y carnes rojas ocasionales como solomillo), así como judías y guisantes. Nueces y mantequillas de frutos secos también pueden ser una buena fuente de proteínas, pero son muy altos en calorías, por lo que el tamaño de la ingestión es importante.
  • Hidratación. A menudo se malinterpretan nuestras señales de la sed como el hambre, por lo que tratamos de comer algo primero. Los médicos suelen alentar a los pacientes a beber más líquidos de lo habitual durante el tratamiento, así que asegúrese de elegir bebidas bajas en calorías o sin calorías. Y no agregue un suplemento nutricional en lata a menos que el médico lo recomiende..

Planificación de las comidas

Es importante que alrededor de su programa de tratamiento se asegure hacer compras cuando se siente bien, y así es menos probable que se deje tentar por calorías y alimentos grasos altos. Disfrute de alimentos como frutas y verduras congeladas y pre-lavados. Cocine cuando se siente en momento más relajada y más enérgico – para evitar tomar malas decisiones-. Y siempre mantener atención al tamaño de las porciones, especialmente en los restaurantes. No tenga miedo de hablar de sus preocupaciones dietéticas a los que cocinan o quienes comprar su comida; después de todo también se preocupan por su bienestar.

Autor: Miguel Angel De la Cámara Egea

Referencias:

  1. Cancer.org (artículo Weight Gain during Cancer Treatment. julio 2012)
  2. Medicaldaily (artículo Breast Cancer Survivors Experience Greater Weight Gain Post-Chemo Than Cancer-Free Women. julio 2015)
  3. Breastcancer.org (artículo ¿Por qué algunas personas diagnosticadas con cáncer de mama aumentan de peso?. junio 2013)

Dejar un comentario

Si continua usando este sitio consiente el uso de cookies. más información

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Al navegar está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

Cerrar